Reseña de la Conferencia de D. Carlos Ruiz Miguel el pasado 23 de noviembre en el Hotel Riazor de La Coruña

http://alfonsodelavega.com/?p=11966

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Existe otro camino a la libertad

Francisco J. Fernández TarrioPor Francisco J. Fernández Tarrío*

Las viejas recetas intervencionistas, aderezadas con nuestro eterno problema estructural, un sistema perfectamente diseñado para crear y fortalecer las castas políticas parasitarias, están poniendo en jaque a toda la ciudadanía.

Vivimos en un momento realmente delicado de la política española.  Cada vez nos resulta más difícil a los ciudadanos esquivar la acción del Estado. Poco a poco, y sin las otrora ruidosas y burdas técnicas del socialismo primitivo, el Estado va creciendo y apropiándose de parcelas exclusivas del ámbito privado e individual. En España resulta una odisea:

  • – Participar en la política desde la sociedad civil.
  • – Educar a nuestros hijos para que gocen de una preparación profesional mínima que les permita competir en el mercado laboral.
  • – Crear una empresa.
  • – Ahorrar (por la voracidad impositiva del Estado, las CCAA y los Ayuntamientos)
  • – Esquivar la jungla de leyes, reglamentos y normativas que pretende imponernos cómo hablar, pensar, comer, mantener relaciones sexuales, en qué creer, qué valor darle a la vida, a la muerte…

CORRUPCIÓN HASTA LA NAUSEA

Padecemos, además, un sistema político corrupto hasta la náusea. Y no me refiero a casos de corrupción, esto es, políticos que se aprovechan de sus cargos públicos para llenarse los bolsillos personalmente o a través de familiares, amigos o las propias formaciones políticas. Me refiero a la corrupción moral y política de nuestra casta de representantes.

En la política española nadie habla claro, presos unos de lo políticamente correcto, otros de las ansias de poder, y otros, sencillamente, porque están absolutamente vacíos de ideas, valores y proyectos.

PARTITOCRACIA Y BUROCRACIA

Partidos convertidos en gigantes burocráticos que aplastan al discrepante. Partidos centrados en llegar al poder al precio que sea. Partidos sin conexión con la sociedad civil más allá de agitarlos en los momentos previos a las elecciones. Partidos en los que no existe la meritocracia, al menos en el sentido clásico de seleccionar a los mejores. Aquí se trata de “hacer méritos” para llegar al cargo, no de llegar al cargo por tener capacidades reconocidas.

Tenemos un Parlamento en el que los debates se celebran en los pasillos, despachos o bares de las cercanías de la Carrera de San Jerónimo. Mejor dicho, no tenemos Parlamento, tenemos un gran mercado de votos, dinero y prebendas políticas. En España poco importa si lo que se debate es o no adecuado para el progreso de la nación, de los ciudadanos. Lo que importa es la aritmética, el cambalache, el pasteleo, el ¿qué hay de lo mío? El Parlamento es humo, un lugar donde los democristianos pueden apoyar una ley abortista y los supuestos liberales un plan de rescate de la banca con dinero público o un despilfarro en subvenciones/limosnas de 400 euros. Un parlamento donde los socialistas votan la privatización de las funciones propias del ejército y apoyan a la banca, y los comunistas piden ¡transparencia y memoria histórica!. Todo vale.

JUSTICIA LENTA E INEFICIENTE

Sufrimos, además, una justicia lenta, ineficiente y politizada. Carente de medios materiales y personales y sobrante de política y designación de cargos con obligaciones debidas. Una justicia que, una y otra vez, ha dejado sin amparo a los ciudadanos, que ven cómo se puede salir impune de estafas millonarias, de estafas empresariales con cierres de medios de comunicación, cómo se puede ver indultados a miembros de gobiernos condenados por secuestros y malversación de fondos públicos. Una justicia que mide con diferente rasero a quien nada tiene y a quien todo calla. Una justicia que se pone de perfil mientras el Estado obliga a los ciudadanos a “reeducarse” según los cánones que la casta política decida.

UNA NACIÓN DE INCULTOS

Y, por último, España se convierte a marchas forzadas (esto es, dirigidas) en una nación de incultos, de jóvenes que pueden recitar las alineaciones del Barça o el Madrid, o los concursantes del reality de turno, pero que son incapaces de distinguir entre el comunismo y el capitalismo, que conocen “Gran Hermano” pero no saben quién era Orwell. Una sociedad de futuros subsidiados que necesitarán del Estado para poder sobrevivir porque están demasiado acostumbrados a que piensen por ellos, trabajen por ellos, cobren por ellos…y esta generación será la encargada de gestionar España en 20 años: hospitales, juzgados, policías, políticos…reflexionen sobre ello.

Pues bien, con todo este panorama se hace necesario reinvindicar, alto y claro, nuestra receta, la receta liberal. Tenemos la obligación moral de recordar en cualquier foro, lugar, ante cualquier persona, personaje o institución que la única vía para que la nación salga adelante es la de la defensa de la Libertad en todos sus campos. Defender la premisa de que cada uno ha de ser responsable de sus elecciones libremente adoptadas, que cada persona es dueña de su destino y de su vida, de su propiedad, de su libertad. Que la política no es sólo el ejercicio profesional de un cargo público. La política es sociedad civil, es ciudadanía. Que el Estado ha de limitarse a mantener el orden y a garantizar que los derechos individuales se respeten, a garantizar la posibilidad de esa libre elección, creando espacios de libertad, no apropiándosela.

LA DEMOCRACIA NO ES PARTITOCRACIA

Es necesario repetir hasta la saciedad que la democracia no es partitocracia. Que los partidos no pueden suplantar a la sociedad, sino representarla y abrirle la vía para que se pueda expresar a través de ellos. Que no habrá democracia real mientras no exista democracia real en la elección de nuestros representantes. Sin listas cerradas, sin avales previos, sin votaciones a mano alzada, sin jerarquías ni lealtades inquebrantables. La política debe fluir de abajo (la ciudadanía) hacia arriba (las instituciones).

Defendamos la independencia judicial, la elección de los magistrados del Supremo por los propios magistrados, sin injerencias políticas. O se cree en el Poder Judicial o no se cree. Defendamos que en democracia EL CONSENSO HA DE SER LA EXCEPCIÓN, que éste ha de imperar en ciertas materias de Estado como Educación o Defensa (en las que ahora no existe) y ha de evitarse en la contienda política diaria. Porque la democracia es discusión, es dialéctica, es convencer a los demás de que tu opción es la mejor, ganando las elecciones y poniendo en práctica el programa que han elegido los ciudadanos en ese momento. Pero admitiendo siempre que la alternancia es un ejercicio de higiene democrática, precisamente la esencia de la democracia: cambiar de gobernantes sin violencia o derramamiento de sangre.

La aceptación de la alternancia política es la otra cara de la aceptación de la división de poderes: nadie puede apropiarse del Estado y legislar para perpetuarse en el poder. Y ahí precisamente entra en juego la división de poderes, el control judicial, la limitación del poder. La confusión de poderes, la extensión de las mayorías parlamentarias a los órganos de control independientes, la búsqueda del consenso como norma general, todo ello conduce, más temprano que tarde, a una partitocracia que degenerará, indefectiblemente, en la dictadura de lo políticamente correcto primero, y en la simple y dura dictadura después, por mucha democracia formal que aparentemente exista.

LA LIBERTAD NUNCA ESTÁ GARANTIZADA

Nunca la Libertad está garantizada. Es consustancial al ser humano recortar las libertades de los demás en beneficio propio. Es algo inherente al poder, y por extensión a la mayor representación de éste, el Estado. Por eso es tan necesario establecer mecanismos de control, contrapesos que limiten el poder. Por eso es necesario reivindicar, una vez más, que no hay libertad sin separación de poderes, sin un legislativo que fiscalice y controle al ejecutivo, sin un poder judicial independiente que no tenga reparos en procesar y juzgar a quienes abusen de poder.

Pero esta división de poderes, insisto, debe alcanzar también, y por idénticos motivos, a los partidos políticos, que deben diseñarse para que exista un claro equilibrio entre una jerarquía que garantice su funcionamiento como organización, y un mecanismo que permita el control y la fiscalización de la actuación de los órganos ejecutivos de las formaciones políticas por parte de sus afiliados. Y no se me ocurre otro método mejor que abrir a la militancia de los partidos la elección de sus líderes mediante unas elecciones primarias en igualdad de condiciones para todos aquellos que quieran dirigir las organizaciones. Unas elecciones internas que permitan a los militantes conocer de primera mano qué valores y qué proyectos y prioridades tienen sus candidatos antes de darles la confianza y no esperar a ver “cómo sale” el candidato una vez que ya esté elegido por el aparato.

LISTAS ABIERTAS

El complemento a todo lo anterior es adoptar para el sistema español el mecanismo de listas abiertas en las elecciones, en las que los ciudadanos puedan votar a los políticos en función del trabajo que realicen, de su honradez personal y profesional y de si se sienten o no representados por ellos. Si a todo esto le añadiéramos un sistema que garantice la gobernabilidad al partido más votado, estaríamos avanzando hacia una democracia de verdad, y dejando a un lado la senda actual de España: la democracia dictatorial. Existe otro camino al de la servidumbre, el camino de la Libertad.

*Conclusiones finales a las III Jornadas Liberales Galaicas Poder Limitado celebradas en Bañobre el 21 y 22 de noviembre. Francisco J. Feernández Tarrío es vicepresidente de Poder Limitado.

Deja un comentario

Archivado bajo Jornadas Liberales Galaicas

Orwell en Bañobre

Por Massimiliano Abad*

Los pestilentes aires de despotismo light provenientes de las refinerías de la izquierda nacionalista gallega han sido el catalizador para que un nutrido grupo de liberales gallegos se reúna por por segunda vez en Bañobre, para buscar respuestas, elaborar estrategias y debatir problemáticas ante la amenaza ideológica de nuestro tiempo.

El variopinto programa de conferencias de las II Jornadas Liberales Galaicas (19 y 20 de octubre de 2008) ocultaba un hilo conductor que uniría la primera con la última charla: la crítica de lo que unos de los conferenciantes llamó “la pulsión totalitaria disfrazada de opinión pública”, la orwelliana semiosis de lo políticamente correcto que ha aniquiliado la batalla de las ideas reemplazándola por la pornopolítica y la telebasura.

EL DIAGNÓSTICO

Pedro Arias Veira partió de la crisis financiera global para dar con el diágnóstico de la agonía democrática liberal. El catedrático ha disparado sobre esa “venganza pendiente” que dado rienda suelta la crisis. “Los gobiernos nacionales han encontrado una coartada perfecta para exportar las causas de las crisis. “Nos viene de fuera”, dicen. En USA pueden atribuirla a quien ya se tiene que ir, a Bush -que tiene su alícuota de responsabilidad- que termina mandato y no es ya un poderoso a batir- aunque sea capaz de ramalazos diplomáticos y simbólicos desagradables.  Los demás echarán la culpa, por derivación interesada, al odiado personaje y la camada de cómplices que operaron en las alcantarillas financieras”. De ahí su diagnóstico:

Es paradójico el panorama al que nos enfrentamos. El intervencionismo en su grado consumado, el comunismo, fracasó estrepitosamente; en tanto que el liberalismo teórico y el mercado libre salió como el pensamiento triunfante al final del siglo XX. Si bien su actuación práctica ha resultado desvirtuada, limitada y desnaturalizada. Las prácticas reales en las democracias liberales, el espacio concreto de las libertades útiles y eficaces, se han restringido a los actores con peso político, poder económico, prestigio social y resortes de influencia.  En un contexto de dispersión de la sociedad civil, de rupturas de la cohesión ocial y territorial, de quiebras de los modelos afectivos, familiares y de la intimidad, de crisis subyacente de valores.

EL CENTRO Y LA IMPOSTURA

El diagnóstico estaba claro. El tumor estaba ahí, pero había dudas sobre cómo extiparlo. El abogado Francisco Fernández Tarrío puso en entredicho que se pueda hacer desde las ambiguedades de la derecha centrista. Para Tarrío, el gran engaño, la gran mascarada de la derecha centrista y centrífuga es disfrazar de patriotismo una concepción claramente antiespañola. Porque su tesis es que “España se hace, cada día, con cada ley que deshace privilegios, que proscribe los derechos de territorios y lenguas sobre las personas, con cada gramo de libertad que se devuelva a sus ciudadanos, únicos depositarios de derechos y obligaciones”.

“La política española suele usar al centro como estrategia. Yo propongo robarles la bandera del centro a esos impostores. Porque el liberalismo es el auténtico centro al ser una ideolgía dinámica. Ser liberal es ser de centro. Porque la libertad es el centro de la vida política”

Pero la derecha española gira (o mejor dicho, vaga, mariposea) al centro. ¿Y qué es el centro, se pregunta Tarrío? Muy fácil: “el centro es la indefinición constante, la renuncia a la ideología, la bandera de la cobardía y de la rendición”. Tarrío propone un centro más auténtico que se anime a derrotar ideológicamente a la trasnochada izquierda española. “La mejor definición de centro no es la creación de un monstruo burocrático que sustituya a un partido ideologizado como tampoco lo es fomentar clones funcionarios de la política, paniagüados. Existe otra alternativa. La de la valentía”.

UN LIBERALISMO SIN RESENTIMIENTO


Un discurso de derechas afirmativo, valiente, positivo, construido desde la alegría y el goce, un liberalismo no intoxicado de resentimiento y reproches. El periodista Luis Balcarce, desde Nietzche y Tocqueville, postuló una nueva derecha que sea afirmadora -y no negadora- de valores morales. Que se resista a aceptar los valores que sustentan el proyecto ético de la izquierda fundado en el debilitamiento como forma de adiestramiento y domesticación. Por el contrario, se trata de sumarse a la empresa de erigir una derecha que se sustenta en la nobleza aristocrática, que se niega a doblegarse ante el reparto de miseria de los mandarines del resentimiento. Una regeneración moral que conduzca hacia otra regeneración, la institucional, que demandaba en la primera charla Pedro Arias.

La libertad era para Tocqueville esencialmente el libre albedrío, la libertad de elección, su poder moral sobre su propio destino, su deber y su derecho a hacerse responsable de sí misma, no dejando a ninguna otra persona y ni mucho menos al Estado este cuidado sagrado. Poder, virtud y esfuerzo, palabras que aparecen en su obra, y también en la de Nietzsche. Los dos vislumbraron que el hombre moderno sentía una pasión ardiente, insaciable por la igualdad, y si no pueden obtenerla, como anota Tocqueville, la quieren también en esclavitud. “Sufrirán la pobreza, la servidumbre, la barbarie pero no sufrirán la aristocracia”. Se librarán del poder ilimitado de uno sólo pero la democracia populista los oprimirá a través de la tiranía de mayoría, la igualdad.

Balcarce hizo en Miño un llamamiento a una derecha que no caiga en la trampa de la ambición igualitaria por ser ésta, para decirlo en términos nitzcheanos, “nihilista y represiva”, pues intenta frenar lo que asciende, la creación, el goce y la vida para reducirlo a la mortecina mediocridad del Estado en el cual se perpetuan las diferencias economicas. Contra el mediocre ciudadano parido por la pornopolítica, que el Estado produce y mima en serie, Nietzsche podría ser una llave para que el liberalismo  se abra al azar, al riesgo, para alcanzar la máxima altura de cada momento.

DESMONTANDO A LOS GALLEGUISTAS.. Y A LAS TICS

La espiral de locura identitaria que azota a Galicia se eleva a su máxima expresión en la imposición lingüística. Y uno de los tópicos más usados (y menos analizados) del galleguismo es que el gallego es nuestra lengua. Tópico que desde diversos frentes el profesor Andrés Freire dinamitó en una conferencia que atravesó la historia lingüística de Galicia desmontando al Leviathan de la Normalización. Porque lo que vino a recordarnos Freire es que el castellano está presente en Galicia desde antes de los Reyes Católicos y que ha sido la lengua culta de los gallegos durante muchos siglos.

“Aceptemos, por tanto, sólo como premisa, la idea del gallego como “a nosa lengua”. Aún bajo esta luz, el idioma gallego normativo, lejos de ser la lengua del pueblo, es una lengua ajena a él. Algo por otra parte bien sabido por quienes escuchan a los gallego-hablantes de toda la vida criticando un idioma en el que no se reconocen. El gallego normativo, por consiguiente, es producto no del pueblo sino de una minoría. Una minoría politizada”.

Si al comienzo hablábamos de un escenario orwelliano, nadie mejor que el experto en informática Fran Tsao advertir sobre los usos y abusos de Internet y los peligros de dejar demasiadas huellas. Tsao versó sobre “Las TICS y el control ciudadano: aspectos legales y practicos”, logrando, con un lenguaje llano y accesible, que es casi imposible ser invisible en Internet aunque vale la pena intentarlo, al menos, por salvaguardar lo que nos queda de libertad.

En suma, las fraternidades liberales tejidas en Miño van echando raíces. Este año, aparte de “los de siempre”, se pudo contar con la presencia de Francisco Caja, Juan Granados, y sobre el final, nada menos que Fernando García de Cortázar. Todo organizado con precisión suiza por el “compañero del metal” Vicente Fernández Perles.

*Esta reseña fue publicada con motivo de las II Jornadas Liberales Galaicas Poder Limitado de octubre de 2009.

Deja un comentario

Archivado bajo Jornadas Liberales Galaicas

Poder Limitado publica la obra ‘A las orillas del Ser’, de Alfonso de la Vega

Por Juan Granados

“Hoy, como antaño, el enemigo del hombre está dentro de él. Pero ya no es el mismo: antaño era la ignorancia, hoy es la mentira.”

(Jean-François Revel, El conocimiento inútil)

Es fama que el panfleto moderno nació en Roma cuando la primavera venía ya bien entrada en el año de gracia de 1501. En toda Italia crecía día a día el clamor contra los Borgia por su antinatural alianza con Francia. Ni siquiera el cardenal Caraffa se escondía ya. Las malas lenguas aseguraban que los epigramas contra el Papa y su gonfaloniero e hijo, César, que aparecían pegados a cada poco sobre una mutilada escultura burlesca que pronto el pueblo bautizó como “el Pasquino”, eran obra del prelado. Aquella bírria de estatua había sido colocada muy oportunamente, puede que con aquel fin, en las cercanías de lo que fuera una vez el Circo Máximo, donde ahora la plebe de Roma, también los soldados del Papa, solía buscar acomodo para el estómago y vino para arreglo del espíritu.

Desde entonces se llamó “pasquín” o, de ser más largo, “panfleto” a esa suerte de literatura breve, burlesca y corrosiva destinada a denostar a los poderosos o a sus oponentes. Y en este sentido, “A las orillas del Ser” del ingeniero y articulista Alfonso de la Vega, editado por el Centro de Estudios Poder Limitado, se muestra como una obra verdaderamente panfletaria, inmisericorde con el nacionalismo atávico y, cabría decir, con cualquier forma de mentira institucionalizada.

Les aseguro que hacía mucho tiempo que no me encontraba con una obra tan decididamente encarada con el poder y sus corifeas ramificaciones, plagadas de mediopensionistas y paniaguados, cómodamente atracados al óvolo público y a la subvención. Llamar a las cosas por su nombre, contar lo que ocurre, sin miedos y a cara descubierta es ya raro de ver. No obstante, “A las orillas del Ser” es mucho más que una denuncia inteligente; en realidad, esto no es más que una excusa, porque Alfonso de la Vega toma el motivo nacionalista, ese modo intrusivo de ser, para realizar una emocionante defensa de la tradición liberal de occidente. Alta cultura, amigos míos, explicada de forma tan didáctica como amena.

No se extrañen entonces, si entre estas laboriosas páginas encuentran paseando con Sarastro a la inmortal Rosalía de Castro, a Arturo Schopenhauer, al Dr. Jung, a Don Santiago Ramón y Cajal, a Julio Camba a Valle y hasta al mismísimo Stephan Dedalus, entonando diálogos casi socráticos que ilustran tanto como divierten. Una obra, en suma, más necesaria que nunca a la que no puedo más que augurar mucho éxito y larga vida.

Solicite un ejemplar al correo  poder.limitado-AT-gmail.com con el asunto ORILLA

Deja un comentario

Archivado bajo A las orillas del Ser

Maneras de ser español

Por Poder Limitado

En el día de Santiago Apóstol, patrón de las Españas, de  nuevo los ciudadanos comunes, insertos en la trama de afectos de las maneras de ser español, soportaremos estoicamente la catarata de cursilerías que celebran artificios como el “Día de Galicia”, “Día da Patria”, donde oportunistas y fanáticos ofrecerán en sacrificio al ídolo nacional, la lengua, la libertad ciudadana, cuyo tronco sigue ardiendo en el fuego identitario, cuya llama es más o menos destructiva según quien nos gobierne, pero que  acabará por convertir en ceniza lo que tanto ha costado conquistar.

El 25 de Julio de 2011, solo existirán los festejos de quienes manipulan al ciudadano en beneficio propio o de la “lengua propia”, el espacio civil ha sido invadido por las patologías políticas.

Como nos enseñaron los padres liberales en la Constitución de Cádiz, la Nación española “no es ni puede ser patrimonio de ninguna familia ni persona”, no puede continuar secuestrada para su segregación y reparto como botín de las diferentes “familias” que la asolan.

Como en las Navas de Tolosa, será el espíritu de Santiago Apóstol el que de nuevo nos pueda guiar para reconquistar el espacio civil nacional, donde los ciudadanos comunes podamos proyectar nuestras acciones en libre concurrencia con los demás, sin más interferencias que las estrictamente necesarias para garantizar la vida, libertad y propiedad de cada uno.

Esa reconquista, se iniciará un día de Santiago Apóstol en el que celebremos ser españoles espontánea y auténticamente insertos en un proyecto de comunidad de ciudadanos libres e iguales ante la ley, como legítimos herederos de la nación histórica cristalizada en nación política en 1812, hermanados con los españoles del nuevo continente, donde numerosas ciudades y villas celebran la festividad del Santo Patrón de las Españas, que ahonda  y cohesiona el llamamiento constitucional a “todos los españoles de ambos hemisferios”.

Deja un comentario

Archivado bajo Editoriales

Caso Faisán, ¿colaboración con banda armada?

Por Francisco Fernández Tarrío, presidente de Poder Limitado.

Ha quedado clara la línea de defensa que los imputados por el caso Faisán, entre otros, nada más y nada menos que el Jefe Superior de Policía del País Vasco y el ex-director general de la Policía, es interpretar el artículo 576 del Código Penal vigente en el sentido de excluír de la aplicación de este tipo penal las conductas de colaboración si los actores del delito no comparten los fines o ideología de la organización terrorista con la que han prestado colaboración. Así al menos lo interpreta, para sorpresa de tirios y troyanos, la Fiscalía General del Estado, a través de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que asimila la línea de defensa de los imputados en este punto. A este respecto, cabría resaltar que el citado artículo se pensó específicamente para los supuestos como el del Caso Faisán, es decir, para los supuestos en los que, sin mediar concurrencia con los fines o ideas de las organizaciones terroristas, alguien realiza un acto de colaboración con éstas. En este sentido, cabe destacar que la interpretación que el Tribunal Supremo realiza de la conducta típica del citado artículo es clara y contundente, y se aleja de la línea de defensa de los imputados del caso Faisán.

Así, la Sala Segunda, de lo Penal, del Tribunal Supremo, en su Sentencia de 22 de mayo de 2009 ofrece una interpretación del citado artículo que, por otra parte, recoge la copiosa jurisprudencia del Supremo en relación con este tipo penal. Dice el Tribunal Supremo que:

1.- “El tipo delictivo descrito en el art. 576 CP, despliega su más intensa funcionalidad en los supuestos de colaboración genérica que favorezcan el conjunto de las actividades o la consecución de los fines de la banda armada, constituyendo su esencia poner a disposición de la organización, conociendo sus métodos, informaciones, medios económicos y de transporte, infraestructura o servicios de cualquier tipo, que aquélla obtendría más difícilmente sin dicha ayuda externa, prestada precisamente por quienes, sin pertenecer a ella, le aportan su voluntaria colaboración, prescindiendo en todo caso de la coincidencia de los fines.”

2.- Se trata de un delito de “mera actividad o peligro abstracto, como se deduce del último párrafo del apartado segundo del precepto (cf. SSTS 1230/1997, 197/1999 o 532/2003).

3.- “También se ha puntualizado (STS 800/2006, de 13 de julio), que el delito de colaboración con banda armada, organización o grupo terrorista exige que la aportación sea objetivamente relevante, pero no que como consecuencia de ella se alcance el éxito pretendido. Es decir, basta que la acción sea potencialmente eficaz. Pero también es necesario que se describa suficientemente cuál es el acto de colaboración, sin imprecisiones ni vaguedades.”

4.- “Son notas distintivas del delito de colaboración -entre otras, STS 29 de noviembrenterpan>4uL a) su carácter residual respecto del delito de integración; b) es un tipo autónomo que supone un adelantamiento de las barreras de protección por razones de 166/536 política criminal, de suerte que si los actos de colaboración estuvieran relacionados, causalmente, con un hecho delictivo concreto se estaría en el área de la participación en tal delito -nuclear o periférico- pero no el de la colaboración; c) por ello, es un delito de mera actividad y de riesgo abstracto que se suele integrar por una pluralidad de acciones por lo que tiene la naturaleza de tracto sucesivo, el propio tipo penal se refiere a la colaboración en plural «…son actos de colaboración…» y d) se trata de un delito doloso, es decir, intencional en el sentido de que el dolo del autor debe conocer y querer la colaboración que presta a la banda armada, estando incluido el dolo eventual para colmar las exigencias del tipo.

5.- “La esencia del delito de colaboración con banda armada consiste en poner a disposición de la misma, conociendo sus métodos, determinadas informaciones, medios económicos o de transporte, infraestructura o servicios de cualquier tipo, que la organización obtendría más difícilmente -o en ocasiones le sería imposible obtener-, sin dicha ayuda externa, prestada precisamente por quiénes, sin pertenecer a ella, le proporcionan su voluntaria aportación.”

6.- “El delito de colaboración con banda armada incluye aquellas acciones que, realizadas voluntariamente con este fin, facilitan cualquier de las actividades de la organización, y no solamente las acciones armadas. Y ello prescindiendo de la coincidencia de fines, pues lo que aquí se sanciona no es la adhesión ideológica ni la prosecución de determinados objetivos políticos o ideológicos, sino el poner a disposición de la banda armada determinadas aportaciones, conociendo que los medios y métodos empleados por la organización consisten en hacer uso de la violencia, es decir, del terror y de la muerte”

Analizado lo anterior, y teniendo en cuenta que nadie niega el “chivatazo” a la ETA, sino que se pierden en determinar las responsabilidades penales de cada uno de los imputados en la participación del citado hecho cierto (la llamada a Joseba Elosúa para “avisarle” de que le estaban siguiendo), cabría hacerse las siguientes preguntas:

1.- ¿Conocían los mandos policiales las actividades que llevaba a cabo la banda terrorista ETA en España? Es decir, ¿conocían cuál era la procedencia del dinero que se pretendía hacer llegar a la banda?¿conocían a qué iba a ser destinado? La respuesta es obvia: más de 30 años asesinando a casi mil personas y extorsionando a empresarios y personas en el País Vasco hacen impensable cualquier ignorancia exculpatoria en los imputados del caso Faisán.

2.- Siendo un delito de mera actividad o de peligro abstracto, es decir, siendo innecesario que el chivatazo haya tenido o no el resultado pretendido, bastando con que éste se haya producido, ¿tiene relevancia el hecho de que, con posterioridad, y en una operación ajena a los hoy imputados, se procediese a la detención de Elosúa y otros?

3.- Si fuese requisito indispensable la coincidencia de fines e ideas con la banda terrorista para que exista delito de colaboración con banda armada, ¿para qué existiría en el Código Penal un delito específico de integración en banda armada que exige ESPECÍFICAMENTE “participar en sus fines, aceptar el resultado de sus actos y eventualmente realizar actos de colaboración que, por razón de su integración, se convierten en actividades que coadyuvan a la finalidad que persigue el grupo.”?

Todo ello sin olvidarnos del texto recogido en el artículo 576 bis 1 : “El que por cualquier medio, directa o indirectamente, provea o recolecte fondos con la intención de que se utilicen, o a sabiendas de que serán utilizados, en todo o en parte, para cometer cualquiera de los delitos comprendidos en este Capítulo o para hacerlos llegar a una organización o grupo terroristas, será castigado con penas de prisión de cinco a diez años y multa de dieciocho a veinticuatro meses.” y en el artículo 576 bis. 2: “El que estando específicamente sujeto por la ley a colaborar con la autoridad en la prevención de las actividades de financiación del terrorismo dé lugar, por imprudencia grave en el cumplimiento de dichas obligaciones, a que no sea detectada o impedida cualquiera de las conductas descritas en el apartado primero de este artículo, será castigado con la pena inferior en uno o dos grados a la prevista en él.

Deja un comentario

Archivado bajo Francisco J. Fernández Tarrío

El pregón de la Feria taurina 2011 según Andrés Amorós

Por Alfonso de la Vega

El catedrático de Literatura de la Universidad Complutense, polifacético y crítico taurino de ABC, don Andrés Amorós, ha ofrecido una brillante y amena disertación para celebrar el pregón de la Feria Taurina de La Coruña 2011.

Presentado con acierto y erudición por Carlos F. Barallobre pero con la ausencia del acomplejado y bisoño equipo municipal del PP DE Galicia, el maestro Amorós comenzó su culta, amena, variada faena con la glosa de las raíces taurinas de La Coruña y con la defensa de la libertad de ir a los toros si así se desea.

Explicó que hay dos personajes muy ligados a la tradición taurina coruñesa, Luis Miguel Dominguín que quiso tomar aquí su alternativa válida y don Camilo el del Premio, que una vez se definiría como “periodista, poeta y torero”. Y que, partidario de no perder la cara ni al toro ni al miedo, una vez probó fortuna como torerillo en las sierras abulenses, según cuenta su hijo Camilo Cela Conde.

Don Andrés explicó como el toreo es un símbolo de la vida.

Sin embargo, la fiesta española siempre ha sido objeto de debate. Partidarios unos, detractores quizás por desconocedores, otros, la fiesta no marca en el sentido de ideas políticas, nivel social o económico. A algunos españoles les gusta y a otros no. Como, por ejemplo, la música de Wagner.

Sin embargo, hoy existen nuevas cuestiones a tener en cuenta en tal polémica.

Así, la prohibición de los toros en Cataluña por los partidos separatistas que con acierto identifican a la fiesta con España, como uno de lo signos de identidad de España y, en consecuencia la combaten.  Aunque mantienen otras fiestas como los “correbous” de recio primitivismo y salvajismo en el que se recrean muchos catalanes de los pueblos.

La acusación de crueldad con los animales, que han de ser respetados, pero que como tales carecen de derechos y obligaciones.  Sin embargo, sin corridas no habría toros bravos que son una creación cultural y refinadísima.  Ni muchas de las dehesas del oeste o sudoeste peninsular de extraordinaria importancia ecológica para la conservación de los ecosistemas,

Otra, la del avance de la crisis económica que la afecta en tanto que espectáculo.

El maestro Amorós considera el torea como un Arte pues el torero intenta crear belleza para deleite nuestro. Un arte de gran dificultad pues ha de resolverse el problema estético que plantea el toro con intuición artística, sobre la marcha, en diez minutos.

Se trata de un arte vivo e irrepetible. Con otra peculiaridad todavía mayor la propia materia en la que se basa: el toro bravo, que es ferocísimo y cambiante.

Se trata de un arte español, por eso es combatido por algunos, y universal.
En efecto, el toreo es una seña de identidad española por eso hay gente que no les gusta…pero ellos se lo pierden.
Existen importantes valores en la tauromaquia:
Ecológicos, el propio toro bravo y su biotopo natural, la dehesa.
Económicos, pues muchos miles de empleos directos e indirectos dependen de los toros.
Y culturales.

El toro es cultura, no natura. Es una creación humana. Las plazas de toros cuya arquitectura, incluso su forma circular para evitar que los mansos se aculen en las esquinas de las tablas, refleja una gran adecuación entre continente y contenido. Su disposición para la liturgia taurina que es un fruto de a Ilustración.

La tauromaquia tan ligada a la historia de España es una codificación racional de la primitiva lucha para convertirla en lidia ordenada.

El torero es un héroe polivalente y polisémico.

El maestro se dedicó luego a glosar la importancia del lenguaje taurino para la cosmovisión de los españoles conformada por éste.

El lenguaje taurino posee los tecnicismos propios de cada profesión.
Es popular porque ha nacido del pueblo.

Está lleno de metáforas, de modo que lo usa todo el mundo, incluso los no taurinos, y constituye una enriquecedora metáfora de la vida.

El toreo ha sido objeto de otras grandes manifestaciones artísticas especialmente para la poesía, pues el poeta aunque no conozca la técnica intuye y aprecia lo que pasa.

En relación con el arte de los toros glosó a los hermanos Machado, Manuel y Antonio, cuyo seudónimo taurino era “Cabellera”. La poesía de Alberti o la figura poética introspectiva de Miguel Hernández en su visión del amor fou o loco como querencia.

Pero los toros tienen la dimensión trágica de la vida. Son un espectáculo trágico para hombres lúcidos que mantienen la serenidad para afrontar la muerte. Los toros nos enseñan el momento de la Verdad. Posibilitan un modelo de ser humano, de ser héroe, “como un río de leones” en referencia al llorado Ignacio Sánchez Mejías glosado por Federico García Lorca, quien moriría también otro agosto trágico dos años después.

La muerte configura toda nuestra vida del heideggeriano ser para la muerte.

El español tiene una rara fraternidad con el toro. Pues como decía Ramón Pérez de Ayala “si se mueren los Toros, se morirá España”.

Un brillante acto cultural el protagonizado por el maestro Amorós que adorna y embellece a la ciudad de La Coruña que se dispone a celebrar su Fiesta taurina 2011.

Deja un comentario

Archivado bajo Alfonso de la Vega

¡Súmate a Poder Limitado!

¿Qué somos?

Un centro de estudios enfocado a ofrecer soluciones eficientes en materia de políticas públicas para Galicia. Soluciones basadas en la libertad individual y la economía de mercado. Intentamos trabajar para concebir un mejor entendimiento de la realidad económica y social gallega aplicando los principios que maximizan la libertad, los derechos de propiedad, el gobierno limitado y la responsabilidad individual. Queremos potenciar un poder blando, generando espacios y contextos de libertad donde los ciudadanos se sientan protagonistas y responsables de la creación de riqueza y desarrollo.

¿Qué no somos?

Una entidad ligada al poder político y que tiene un interés partidista.

¿Qué nos proponemos?

Proponemos hacer emerger en Galicia un nuevo horizonte de opinión que defienda los principios que fundan las sociedades abiertas. La gente y (no los políticos) suelen ser el verdadero agente de cambio gracias al rol de ideas catalizadoras. Nuestra misión es promover esas ideas. Entendemos que los políticos reflejan la opinión dominante, no la generan. Cualquiera sean sus metas, éstas cuentan con el respaldo de gran parte de la opinión pública. Si realmente queremos cambiar el estado de las cosas, debemos invertir tiempo y dinero en nuevas ideas para cambiar la opinión dominante y lograr que los políticos sigan esta tendencia. Invertir en ideas es una inversión a largo a plazo y sus beneficios se verán traducidos en una sociedad más libre y responsable. Hay que influir para que los políticos dejen de ser lacayos de intereses sectoriales y escuchen las demandas de la gente a través de nuevos canales de participación ciudadana.

¿Cómo lo haremos?

Poder Limitado pone a disposición de sus socios información relevante sobre el desarrollo regional. Este objetivo se alcanza a través de la renovación diaria de los contenidos de nuestra web, de un nutrido calendario de actividades y la colección de publicaciones impresas y electrónicas.  En el área de la formación, la asociación impulsa el desarrollo de programas y proyectos orientados a dar cuenta de los marcos regulatorios y jurídicos de la administración pública gallega y a ofrecer soluciones innovadoras que potencien el rol de las empresas privadas dando relevancia a la innata capacidad creativa del ser humano.

¿Por qué ahora?

En la actualidad en Galicia gana terreno la idea que postula a la identidad cultural como el bien supremo. Es un enfoque reduccionista que rebaja a los individuos a esclavos de los estereotipos colectivos en los que una cierta élite se reconoce y se afirma obsesivamente. Sentimos que esta avanzada social-nacionalista es una amenaza de alto riesgo a la estabilidad, la paz y la convivencia en nuestra comunidad.

Poder Limitado es miembro de la red europea de think-tanks The Stockholm Network
Contacta con nosotros: poder.limitado-at-gmail.com

Deja un comentario

Archivado bajo Quiénes somos

‘The higher you stand, the further your voice carries’

¿Qué es lo que queremos hacer?

The higher you stand, the further your voice carries.

Promover los valores que sustentan la libertad individual y la economía de mercado. Buscar y ofrecer soluciones eficientes en materia de políticas públicas. Educar a la opinión pública en los valores que fundan la libertad. Somos un legítimo actor social legítimo en busca de respuestas a los desafios futuros que nos toca afrontar como sociedad. Somos una factoría de ideas para la región. Proveemos de investigaciones rigurosas y análisis inequívocos que impacten en la opinión pública y en la mente de aquellos que toman decisiones en políticas públicas. Procuramos hacer etnografía, trabajo empírico: nos gusta salir del claustro académico y mirar por la ventana. Intentamos trabajar para concebir un mejor entendimiento de la realidad económica y social gallega aplicando los principios que maximizan la libertad, los derechos de propiedad, el gobierno limitado y la responsabilidad individual. Estamos cambiando la apreciación que tiene los gallegos de su gobierno. Éstos son nuestros valores y ésto es lo que defendemos.

¿Por qué nos tienen que apoyar?

Los que nos apoyan debrán hacerlo con base a nuestra reputación, nivel académico y trabajos muy documentados que soportan los juicios más rigurosos. Credibilidad y objetividad. Abordamos problemas graves que están a la espera de una solución. Hay que influir para que los políticos dejen de ser lacayos de intereses sectoriales y escuchen las demandas de la gente. Nos ofrecen ayuda porque esperan una sociedad mejor y les preocupa aquellas legislaciones que dañen su libertad y su propiedad. Hay que ser los mejores, ofrecer excelencia y ser independientes, así nos apoyarán.

¿Qué nos proponemos?

Proponemos hacer emerger en Galicia una nueva clase intelectual, un nuevo horizonte de opinión que defienda los principios que fundan las sociedades abiertas. La gente y (no los políticos) suelen ser el verdadero agente de cambio gracias al rol de ideas catalizadoras. Nuestra misión es promover esas ideas. Hay que entender que los políticos reflejan la opinión dominante, no la generan. Cualquiera sean sus metas, éstas cuentan con el respaldo de gran parte de la opinión pública. Si realmente queremos cambiar el estado de las cosas, nuestros socios deben invertir en nuevas ideas para poder de esta forma cambiar la opinión dominante y lograr que los políticos sigan esta tendencia. Invertir en ideas es una inversión a largo a plazo y sus beneficios se verán traducidos en una sociedad más libre responsable de la cual sus hijos serán los máximos benefeciados.

¿Por qué ahora?

Nuestro mensaje no será relevante mientras se una al coro de los esclavos felices, a los exégetas oficiales, a los escribas del poder, cuyos escritos nutren los medios de comunicación de masas y nutren la redundancia en la logorrea. Nunca una casta tan despótica y caciquil como la progresista ha presumido tanto de lo contrario, de igualitaria y solidaria.

El equipo de Poder Limitado

Deja un comentario

Archivado bajo Quiénes somos